¿Masón pobre o pobre Masón?

La Masonería como institución que ha impulsado la evolución de la conciencia, en su misión orientadora de la humanidad, se ha destacado por la fraternidad y solidaridad de sus miembros y por la enorme influencia que ha tenido en la sociedad ya sea de una forma abierta y franca, lo que le ha dado un enorme prestigio a nuestra institución en sociedades liberales y altamente desarrolladas, ya sea de manera discreta y secreta llegando actuar incluso desde la clandestinidad, pero siempre la masonería a dejado su sello en la lucha por la libertad, la fraternidad y la igualdad, esto ha contribuido a que el mundo profano se haya creado un sin numero de imágenes acerca de los masones, en unas ocasiones, imágenes tétricas y lúgubres aumentadas por la fantasía de la muchedumbre, y en otras como una sociedad de elite, en donde es sumamente difícil ingresar y solo unos cuantos pueden pertenecer a ella, cuales quiera que sean las imágenes que se tiene de sus miembros, ambos polos coinciden en manifestar que la masonería es una asociación, secreta, poderosa, compuesta por personas que poseen riquezas e influencias múltiples e ilimitadas, esto se ha incrementado con los rumores esparcidos por nuestros detractores, además la sociología nos ha catalogado como sociedades que manejan y disponen el destino de la humanidad, encasillándonos en la selección de grupos obscuros, pero ¿que hay de cierto en todo esto? a esto podríamos preguntarnos ¿existe en la masonería, masones pobres?.

Si tomamos en cuenta a la Pobreza como la condición de no tener lo necesario para vivir, la escasez o falta de recursos, así como la falta de valor, tendríamos que tomar en cuenta lo que al postulante en su iniciación se le vierte… Este despojo de vuestro dinero y alhajas indica que nada valen para nosotros las riquezas y títulos que seducen al mundo que habitamos, no queremos sino honor, virtud, talento, y buena voluntad. Estáis medio vestido y os recibimos como a nuestro igual, para que cuando halléis a un infeliz lo miréis como a vuestro hermano… por lo tanto se manifiesta categóricamente que “no existe masón pobre”, Independientemente de la condición económica o el estatus social que ostente la persona, el ser “libre y de buenas costumbres” es la única condición que se pide al profano para poder ser admitido en nuestra Orden, y ya que en la actualidad los numerosos altibajos económicos que se suceden en cada uno de los países, a llevado a que numerosos hermanos sufran detrimentos en sus percepciones, llegando incluso algunos a caer en desgracia, en ocasiones en contra de los deseo del masón, es necesario solicitar el apoyo de los hermanos, llegando incluso a correrse el saco de beneficencia a favor de un hermano necesitado, ¿pero esta es la verdadera ayuda que se le debe de brindar al hermano que lo necesita? De momento es útil y muy necesaria para satisfacer una necesidad urgente y prioritaria, por que de que sirve llamarse hermano si no se lleva a cabo en la practica la ayuda, los pensamientos y los buenos deseos son útiles, pero en casos de necesidad extrema tan necesarios son una palabra de aliento, un abrazo fraternal como lo es una moneda o un apoyo económico en el momento justo, pero ¿ acaso no llega a pasar por la mente del hermano que apoya, el pensamiento de pobre masón?… quisiera ayudarlo pero no tengo, dejando a ambas partes con una sensación de impotencia y vacio, una por que no se hizo eco a su solicitud y a la otra por que no pudo ayudar a un hermano, aun cuando se haya querido.

Es natural y humano que esta ayuda, sea acompañada de una cruenta lucha, sentimientos y pensamientos por un lado el materialismo, la lucha entre la escases de recursos aunado al sentido común y por el otro el amor, la compasión y el enorme deseo de ayudar a un hermano, estos sentimientos tienen una enorme enseñanza y encierra el simbolismo mistérico de la masonería, ya que de esta forma se mueven los hilos invisibles del crecimiento individual y colectivo, al ponerse en practica los principios universales de mentalismo, correspondencia, de vibración, de polaridad, de ritmo, de causa y efecto, ya que echamos a andar la energía del universo, estos principios que son utilizados por numerosas religiones como medio de manipulación y como medio de mantener coaccionada y unida a una grey, es utilizada de forma libre por los masones, que no esperan recompensa en un paradisiaco cielo, o en promesas fantasiosas, no los practican por miedo, sino por amor, simplemente por amor…”pues los Masones se aman los unos a los otros”…y como resultado del uso consiente de estos principios, se atrae un crecimiento en las esferas material, mental y moral, de todos los individuos, y cada a cada uno les será dado su justo salario.

Estas energías emanadas influyen en el que recibe la ayuda, ya sea sumiéndolo en un estado de vergüenza y conmiseración, en detrimento de la auto confianza del hermano, lo que merma la acumulación de fuerza y energía tan necesarias para trascender estas experiencias de crecimiento, o si actuamos con pensamientos positivos buscando llegar a la verdadera causa de sus problemas y no buscando dar un placebo a los efectos, fortaleceremos su animo, haciendo conciencia si el resultado de ese estado es por errores propios o por causas ajenas, pero siempre viendo todo como señal del crecimiento del individuo, por que si no fuera de esta forma , si el masón no propiciara una vibración o movimiento seria agua estancada que al poco tiempo se corrompería, por el contrario toda acción o movimiento produce cambios y esto es lo que constantemente vemos y que para los ojos de los profanos podrían parecer crisis o caídas, este proceso de cambio produce descontrol y miedo, pero para nosotros los masones sabemos que es el anuncio de cambios trascendentales, nuestra misión es apoyar ese cambio.

Y en efecto la masonería es una institución secreta y discreta, poderosa, compuesta por personas que poseen riquezas ilimitadas, por que nuestro universo es prodigo y todos hemos sido prodigados de enormes riquezas desde el momento en que nacimos, además al motivar y apoyar a un hermano a cultivar su tierra, genera una energía colectiva que nos cubre y protege, cual si fuera limo del Nilo que fertilizaría nuestras propias cosechas, y por lo tanto en la masonería “no existen masones pobres y mucho menos pobres masones”, “Por que en donde quiera que nos encontremos, hasta el ultimo rincón de la faz de la tierra ahí “cada uno de nosotros nunca va a estar solo y por que ahí esta cada uno de nosotros ”.

 

http://relatosmasonicos.blogspot.com/2011/11/mason-pobre-o-pobre-mason.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.