¿Es la Masonería compatible con otras religiones?

 
Existe mucha confusión al respecto del tema religioso relacionado con la masonería en sus diversas formas, y el primer punto generador de malentendidos es la creencia de muchos acerca de la naturaleza de la masonería y de las organizaciones masónicas en el mundo. Por ello me gustaría hacer algunas cuantas aclaraciones para darle una visión más amplia sobre este tema.
 
Primero que todo, la masonería no es “otra” religión, de hecho, sencillamente no es una religión. Tampoco es una secta, un culto, una congregación ni nada por el estilo. En lugar de esto, la masonería es, según una definición tradicional, “un sistema moral, velado en alegorías e ilustrado por medio de símbolos”. Su propósito no es difundir ideas religiosas de algún libro sagrado en particular, o convencer a nadie de adoptar tal o cual figura divina, sino “ayudar a gente buena a ser mejor”. Es decir, a ser hombres y mujeres de buenas costumbres, comprometidos con el bienestar y progreso del género humano, y con la firme convicción de que siempre podemos ir más allá de nuestras propias limitaciones.
 
Otro punto importante es que la masonería, en conjunto, es una sola y al mismo tiempo es muchas. Toda organización masónica del globo se distingue por un cierto número de características particulares, como la libertad de pensamiento, la libre determinación de sus miembros, el desarrollo de la virtud y de los valores éticos, etcétera. Pero al mismo tiempo, la masonería no es una sola organización con un único cuerpo directivo, sino que existen gran cantidad de organizaciones masónicas con diferentes matices en cuanto a método, enseñanza y reglamentos, cada una con sus propias juntas directivas, organizaciones regionales, constituciones, y gran cantidad de otros detalles que las diferencian ligeramente unas de otras. Así por ejemplo, la masonería mixta tiene miembros de ambos sexos, mientras que las masonerías masculina o femenina solo admiten hombres o mujeres respectivamente.
 
En fin, la masonería es una organización secular y sin fines de lucro; tiene un conjunto básico de enseñanzas y postulados filosóficos, pero con diversas variedades y formas de expresar y vivir tales principios; no está afiliada a ninguna religión ni organización religiosa, y promueve la libertad de pensamiento y el mejoramiento humano.
 
Tal vez sea la idea errónea –pero muy difundida– de considerarla como una especie de culto lo que ha hecho creer a muchos que se trata de algo incompatible con sus propias ideas religiosas o creencias espirituales. Pero en cuanto a las creencias de cada individuo la masonería universalmente promueve el respeto y la tolerancia entre todas las formas de creencia espiritual, y en nombre de la caridad y de la fraternidad entre las personas y las naciones, prefiere recomendar abstenerse, en unos casos, y en otros prohibir tajantemente participar de toda clase de discusión acerca de religión en sus asambleas. Esto no quiere decir que la masonería se oponga a la religión, sino que por respeto y a fin de mantener un ambiente de solidaridad y fraternidad, se evita entablar discusiones que frecuentemente pueden degenerar en actitudes intolerantes o extremas.
 
Como último punto, vale la pena mencionar que en diversas organizaciones religiosas se indica a los miembros que no pueden pertenecer a la masonería, que ser masón está prohibido; es decir, se espera que la persona acepte esta condición si quiere ser miembro activo de dicha comunidad religiosa. Por el contrario, en la masonería no se discrimina a sus miembros por sus creencias, y de hecho en muchas formas de masonería, aunque no todas, es requisito creer en alguna divinidad (aunque cada persona es libre de profesar la religión de su preferencia, o inclusive de no ser miembro activo de ninguna religión si así lo decide). Es decir, consideramos que es importante la creencia en un ser supremo, pero también consideramos que es derecho de cada persona decidir libre y conscientemente bajo qué conjunto de valores y principios desea vivir su vida.
 
Le corresponde a usted valorar según su propio criterio la postura que tomará sobre este tema. Pero puede tener la seguridad de que, al menos de nuestra parte, no recibirá ninguna clase de reproche sea cual sea su decisión.
 
http://elportico.wordpress.com/2011/09/28/%C2%BFes-la-masoneria-compatible-con-otras-religiones/

2 comentarios

    • CR4 el 17 octubre, 2019 a las 2:23 pm
    • Responder

    Se puede ser mazon y ser ateo aqui en Cuba por ejemplo

    • Wilber el 11 mayo, 2020 a las 10:58 pm
    • Responder

    Buenas Noches les quería hacer algunas preguntas . Soy candidato a una logia masónica considero que soy un hombre recto y de buenas costumbres , no consto con antecedentes penales. existe un tiempo máximo designado para una iniciación creen que es justo para que te den la planilla es necesario esperar2 años y hasta 4 años para poder iniciarse porque por desgrasia esto ocurre en una logia de nuestro pais. Al igual después de que ese grupo de candidatos entregaran sus papeles la loguia pare sus inisiaciones por un periodo de dos años . Existe algún mason con la autoridad en la gran loguia que pueda desidir el tiempo máximo para la inisiasion teniendo tu como candidato una buena asistencia y partisipacion en la misma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.