Edificio Nacional Masónico

El Edificio Masónico de Cuba se encuentra situado en el corazón de La Habana Capital de Cuba, es una construcción de grandes proporciones y belleza, construido en el año 1955 frente a una de las avenidas más céntricas y populares de La Habana, en la intercepción del Paseo de Carlos III, actual Avenida Salvador Allende con Belascoain.
Es la institución madre de todas las Lógias Masónicas de la Isla.

En la construcción del Edificio Masónico de Cuba se empleó tierra de las seis antiguas provincias en la que estaba dividido el archipiélago cubano, Pinar del Rio, La Habana, Matanzas, Las Villas, Camagüey y Oriente, además con arena de los ríos más caudalosos como el Cauto en la actual provincia de Granma, el Toa de Baracoa, el Hatiguanico en la Ciénaga de Zapata y el Hanabanilla en Trinidad.

La edificación consta en su parte superior de una gran esfera terrestre con una superficie de 36 metros cuadrados que gira sobre un eje de hierro de cuatro pulgadas de ancho. Se dice es la esfera más grande que corona un edificio en el continente americano, su estructura es de aluminio y está hueca por dentro, sobre ella está situado el símbolo de la Masonería.


En la parte frontal se puede observar un gran corredor a todo lo ancho del edificio con columnas y techo con puntal muy alto, en la parte central un gran reloj. En todas direcciones grandes ventanales. Toda una joya arquitectónica que se conserva a pesar del tiempo.


Muy cerca del Edificio Masónico de Cuba se encuentran atractivos culturales, recreativos y turísticos como son La Quinta de los Molinos, la Plaza Carlos III, la Iglesia de Reyna, el Castillo del Principe, la Casa de la Cultura de Centro Habana y el Barrio Chino.

1 comentario

    • hector el 23 julio, 2019 a las 7:11 am
    • Responder

    Sin dudas, el edificio es un emblema de la Ciudad, por sus caracteristicas y sin dudas señalar que dentro de el se encuentra el Museo Masonico donde se guardan muestras de la historia de Cuba, muchas desconocidas por muchos y no relacionadas en libros de texto. Larga vida a este edificio que resguarda en sus paredes la visita de grandes personalidades del mundo, sin dudas orgullo de los masones cubanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.