Las 7 artes liberales

El concepto de arte liberal, heredado de la antigüedad clásica, hace referencia a su cultivo por “hombres libres” en oposición a las “artes serviles”.
El término artes liberales designaba los estudios que tenían como propósito ofrecer conocimientos generales y destrezas intelectuales antes que destrezas profesionales u ocupacionales especializadas.
Las siete artes liberales que se enseñaban en la antigüedad comprendían dos grupos de estudios: el trivium y el quadrivium. Eran éstas (acompañadas de su materia principal en latín):
– La gramática, lingua “la lengua”;
– La dialéctica, tropus “las figuras”;
– La retórica, ratio “la razón”;
– La aritmética, numerus “los números”;
– La geometría, angulus “los ángulos”;
– La astronomía, astra “los astros”;
– La música, tonus “los cantos”.
Durante la Edad Media, las artes liberales conformaban la parte central del currículo de las universidades.
Alcuino, consejero intelectual de Carlomagno, las adoptó como base de la reforma escolar llevada a cabo durante el periodo del Renacimiento carolingio.
En las teorías educativas medievales el quadrivium seguía el trabajo preparatorio del trivium.
Aunque el esquema de trivium y quadrivium se conoce a veces como “educación clásica”, se corresponde fundamentalmente con un desarrollo medieval que llega a los siglos XII y XIII.
El ámbito y alcance de las artes liberales evolucionó en el tiempo. Inicialmente se refería a la educación de las élites en los clásicos.
Boecio, el “último romano, el primer escolástico”, en un intento casi desesperado de transmitir a los nuevos dueños de Italia la civilización clásica, permanece en el reino de los ostrogodos para intentar enseñarles los rudimentos del quadrivium.
Del siglo VI en adelante, el sistema medieval de estudios académicos se corresponderá con el esquema doble de los contenidos del trivium y quadrivium pero con la aparición de las Humanidades y de la Ciencia en la época de la Ilustración, el significado de “artes liberales” se extiende hasta abarcar ambas.
Aún se excluyen de las artes liberales ocupaciones específicas como la agricultura, los negocios, la ingeniería, la pedagogía, la medicina o la farmacia.
En la Edad Contemporánea, el concepto, utilizado más extensamente como profesiones liberales comprende el ejercicio profesional que requiere formación universitaria, fundamentalmente el Derecho y la Medicina.
EL TRIVIUM
Del latín, trivium (tres: tres y vía: camino), confluencia de tres caminos.
En la Antigüedad y la Edad Media, tres de las siete artes liberales relativas a la elocuencia: gramática, retórica y dialéctica (o lógica)
En las universidades medievales, el trivium comprendía los tres aspectos básicos del conocimiento: La gramática como mecánica del lenguaje; La lógica (o dialéctica — lógica y dialéctica llegaron a ser sinónimos en el tiempo)
El trivium, (lat. “tres vías o caminos”) agrupaba las disciplinas literarias (relacionadas con la elocuencia).
La máxima latina Gram. loquitur, Dia. vera docet, Rhet. verba colorat resume los contenidos y enseñanzas de cada una de ellas:
– Gramática, la ciencia del uso correcto de la lengua, ayuda a hablar;
– Dialéctica, la ciencia del pensamiento correcto, ayuda a buscar la verdad;
– Retórica, la ciencia de la expresión, enseña a “colorear” las palabras;
EL QUADRIVIUM
Del latín, quadrivium: cuatro caminos. Proviene de la secta de los pitagóricos, cuyo líder era Pitágoras.
Estos daban gran importancia a la educación, cuyo objeto era conseguir la moderación y el dominio de uno mismo, imitando el orden y armonía del universo.
Las cuatro ciencias que enseñaban (aritmética, astronomía, geometría y música) formarían las bases de la educación de la Edad Media (el quadrivium).
Arquitas (428 a. C. – 347 a. C.) sostuvo que la matemática estaba constituida por la astronomía, la geometría, la aritmética y la música.
En la Edad Media, Cuatro de las siete artes liberales con índole matemática:
aritmética, astronomía, geometría y música, que se estudiaban siguiendo al trivium, como parte de las enseñanzas escolásticas.
Se consideraba que la Aritmética era el estudio del número en estado puro, que la Geometría era el estudio del espacio en estado puro, que la Música era el estudio del número en movimiento y que la Astronomía era el estudio del espacio en movimiento.
El quadrivium (lat. “cuatro caminos”), agrupaba las disciplinas científicas relacionadas con las matemáticas.
La máxima latina rezaba Ar. numerat, Geo ponderat, As. colit astra Mus. canit.
Eran éstas:
– Aritmética, enseña a hacer números;
– Geometría, enseña a calcular;
– Astronomía, enseña a cultivar el estudio de los astros;
– Música, enseña a producir notas.
LAS ARTES LIBERALES*
Gramática
Una de las siete artes y ciencias liberales que forma, junto con la Lógica y la Retórica, una tríada dedicada al cultivo de la lengua. “Dios”, dice Sanctius, “creó al hombre inteligente, y quiso que fuese un ser social; y le otorgó el don del lenguaje, para cuyo perfeccionamiento existen tres ayudas. La primera es la Gramática, que elimina los solecismos y barbarismos del lenguaje. La segunda es la Lógica, que se ocupa de su veracidad. Y la tercera es la Retórica, que busca únicamente su embellecimiento”.
Retórica
El arte de embellecer el lenguaje con los ornamentos de su construcción con el propósito de que el orador tenga el poder de persuadir o influir en aquellos que le escuchan. Implica y requiere un buen conocimiento de todas las demás artes liberales. El primer requisito para poder embellecer un discurso es que el orador esté familiarizado con el tema del que trate, de ahí la antigua regla que dice que el orador debe ser conocedor de todas las artes y las ciencias. En las Antiguas Constituciones se describe la retórica como “lo que enseña al hombre a hablar de forma justa y en términos refinados”.
Lógica
La Lógica es el arte del razonamiento y sus aplicaciones son muy importantes en la Francmasonería. El poder de un razonamiento preciso se considera esencial para el Francmasón, para que pueda comprender tanto sus derechos como sus deberes para con Dios, con él mismo y con su familia, su comunidad y su Fraternidad. Los Old Charges definen la lógica como el arte “que enseña a discernir la verdad de la falsedad”.
En el centro de las Artes Liberales vemos la personificación de la Filosofía, y los dos personajes a sus pies representan Sócrates y Platón
Aritmética
Esta ciencia que se ocupa del estudio de las propiedades y poderes de los números debe de haberse originado, por su manifiesta necesidad en todas las operaciones de peso y medida, en los tiempos más remotos. Para el Francmasón, la aplicación de esta ciencia implica añadir continuamente conocimientos a su saber, no sustraerle ningún atributo a su prójimo, multiplicar su benevolencia para con sus iguales y dividir sus pertenencias con los necesitados.
Geometría
En el ritual moderno, se dice que la Geometría es la base sobre la que se erige la superestructura de los Francmasones. En las antiguas Constituciones de los Francmasones Medievales, se le otorgaba el lugar más prominente de entre todas las ciencias. En nuestras Antiguas Constituciones, se dice que “enseña al hombre a medir la Tierra y otras cosas, y su ciencia es la Masonería”.
Música
La música es recomendable para los Francmasones puesto que al igual que la “armonía de un sonido melodioso” eleva la generosidad del alma, así la concordia de los buenos sentimientos debe reinar en el Brethren (la Hermandad), de tal manera que por la unión de la hermandad y por el Amor Fraternal, sean calmadas las pasiones tormentosas y reine la armonía en el Gremio.
Astronomía
La ciencia que nos instruye sobre las leyes que gobiernan los cuerpos celestes. Su origen se pierde en la niebla de la antigüedad. Muchos de los emblemas más significativos de la Francmasonería se han tomado prestados de la Astronomía. La Logia misma es una representación del mundo y se adorna con imágenes del sol y la luna, cuyos ciclos regulares y precisos nos dan una lección de sabiduría y prudencia.
http://mozart33-2.galeon.com/productos2097789.html

1 comentario

    • Hector el 1 julio, 2020 a las 7:01 am
    • Responder

    Sin dudas, el dominio de estas artes libres o ciencias cuando corresponda, a partir del simbolismo masónico ayudan al libre albedrío del pensamiento humano y por ende del masón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.