¿Me voy o me quedo?

Desde hace ya buen tiempo que ingrese a la orden vengo escuchando el porqué algunos hermanos se van. Inclusive he escuchado algún que otro trazado dando alguna explicación a ello, inclusive con justificaciones aparentemente muy bien documentadas.
Sin embargo a nadie se le ocurriría pensar dentro de sí mismo ¿porque me iría de la Orden? Existe algún motivo por el cual me deba ir o me deba quedar?
En mi edad de aprendiz y cuando presentaba trabajos, hasta cierto punto tenia palabras muy positivas de mis HH:. esto hizo que cada vez investigara mas y mas y siguiera en mi camino del desbaste de mi piedra tosca. Algo que me llamaba la atención era que mis HH:. no llevaban ningún trazado y se dedicaban cada vez a tener más discusiones y divergencias entre sí. De maestro mis trazados supongo que fueron burilándose de mejor manera ya que al adquirí un poco mas de conocimiento dentro de la orden; sin embargo aquellas palabras de elogio de aprendiz se comenzaron a convertir en criticas hasta escuchar algo que me dejo atónito: “este trabajo no es útil”. Quizás no con estas palabras pero eso fue lo que entro por mis oídos. Desde entonces no presento trazado alguno y he pasado a ser otro maestro mas del montón y que mis HH:. Aprendices miran como si yo fuese uno más que va a la logia y no hace más que solo mi ritual.
¿Es justo esto?; Estamos frente a un momento en el que yo me pregunto: hay un motivo por el cual me deba quedar en la orden? Mi hermano aprendiz sentirá lo que yo en su momento de que ese Maestro sentado ahí, no hace nada? Pues claro, ese hermano aprendiz se sentirá tan desmotivado que lo más probable es que se termine yendo y no encuentre un buen motivo para quedarse. Y es que el no me conoce y no sabe el esfuerzo y empeño que le puse a mi formación masónica y solo verá a un hermano mas sentado allí sin dar nada de sí.
Porque se van los hermanos de la orden? Creo que no es la verdadera pregunta; la verdadera es: ¿que estoy haciendo para que mis hermanos se queden y disfruten de la Masonería?.
Fuerza y fortaleza necesitamos para seguir adelante y luchar contra esa apatía en la cual algunos hermanos quieren que uno caiga, no debemos dejarnos contagiar de ese hermano al que simplemente no le interesa que habla el otro porque piensa que quiere ser mejor que él; eso no está bien ya que todos somos iguales, no hay nadie mas y nadie menos; eso lo aprendemos desde que entramos a la orden; entonces dejemos simplemente de ocupar cargos porque debo llegar a ser el Venerable Maestro de mi logia. Yo no quiero ocupar cargos, quiero trabajar en mi logia, quiero verla salir adelante, quiero que mi hermano aprendiz se vaya al mundo profano con paz y sabiduría para ser un mejor hombre, que mi Hermano Aprendiz sepa que estoy sentado allí para enseñarle a ser un Masón y para yo aprender de él a ser un mejor Masón, para que al final seamos más hermanos y no camaradas de un club social.
Después de tanta y tanta hipótesis del porque se van los hermanos, debemos analizar lo que cada uno de nosotros está haciendo por no solo permanecer en la orden, sino cual es nuestro verdadero trabajo logial dentro y fuera de ese templo al que acudimos con tanta ilusión y amor en nuestros primeros años de aprendiz.
Esta podría ser otra hipótesis más del porque se van los Hermanos; pero caería yo en la misma justificación que tanto he criticado; entonces RR:.Y QQ:.HH:. no caigamos en la misma actitud de preguntarnos lo mismo; actuemos como lo que somos y cumplamos con aquel juramento que nosotros mismos hicimos en nuestra iniciación: “de mi libre y espontanea voluntad” seamos lo que nuestros Principios nos enseñan de ser la reserva moral de la sociedad y vivir la Masonería en nuestras venas, solo así entenderemos que estoy en mi logia no ocupando un cargo sino verdaderamente: “trabajando”
Gerardo Bouroncle Mc Evoy
http://diariodelmason.blogspot.pe/2012/05/me-voy-o-me-quedo-m.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.